Paisaje sonoro como innovación conceptual para la integración urbana de los proyectos de transporte público

Autor: José Alfonso Gálvez Salinas
Coordinadora Estatal de Ciencias Ambientales (CECCAA)
Tipo: Comunicación técnica escrita
Temática: Calidad ambiental
Documentos asociados: Doc. Escrito
Resumen:
La actual interpretación de la integración ambiental de planes y proyectos urbanos se ha basado, en demasiadas ocasiones, en planteamientos alejados de los componentes sensibles en la relación hombre–medio ambiente urbano presente en el modelo de ciudad, provocando una pérdida de identidad y especificidad hasta el punto que visitar una ciudad equivale a visitar otra cualquiera (Carles, J.L. 2004).
El concepto de Paisaje Sonoro fue acuñado en 1977 por el músico R. Murray Schafer, entendiendo el sonido no como un elemento físico del medio, sino como elemento de comunicación e información entre el hombre y el medio (urbano, rural o natural) y, definiéndolo, como el campo total de sonidos donde quiera que estemos. Este concepto supuso un nuevo enfoque en la investigación acústica con la aparición de una nueva línea de investigación (ecología acústica) y de una serie de parámetros (ambiente sonoro, keynotes, sound signals, landmarks, etc.) para la valoración del paisaje sonoro, así como el desarrollo de análisis integrales (López-Barrio, I. 2005; Kang, J. 2010; Adams, M. 2008).
Es en este marco donde encaja la incorporación del concepto de paisaje sonoro a la planificación y proyecto de metro ligero, ideando una metodología, que además de las variables clásicas utilizadas, incorpore aspectos perceptuales y sociales (Kang, J. 2010). El objetivo principal de la propuesta es generar un método que ayude a incrementar la integración urbana de un proyecto de metro ligero en términos de calidad acústica y establecer las principales diferencias con el análisis clásico.
La metodología que se propone cuenta con tres fases: 1) Recopilación y análisis de información, 2) Evaluación acústica de alternativas y 3) Redacción de un plan de Acción. La primera etapa va dirigida a la recopilación de información acústica (mapa acústicos, normativas, percepción de la población hacia en ambiente sonoro, información socio-económica, etc.) y su posterior análisis. En la segunda, se plantea una alternativa de evaluación acústica basada en la incorporación del concepto paisaje sonoro al proceso. Finalmente, se establecen una serie de pautas para la redacción de un Plan de Acción, en el cual se recoja un resumen de los resultados obtenidos en el análisis y la evaluación, y se establezcan las estrategias y acciones a realizar así como los responsables de su ejecución.
Finalmente, a partir de esta innovación conceptual se identifican las principales ventajas e inconvenientes con respecto a los actuales modelos de análisis y evaluación del ruido.

Patrocinadores
Coorganizadores
Desarrollado por: Varadero Software Factory (VSF)