Buenas prácticas en la gestión del residuo textil: la experiencia de las entidades recuperadoras de AERESS. ¡Sígueles la pista!

Autor: Ana Baskarán
Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (AERESS)
Otros autores: Laura Rubio García (AERESS); María Atienza de Andrés (AERESS); Arantxa Ramos Álvarez (AERESS)
Tipo: Comunicación técnica panel
Temática: Calidad ambiental; Economía; Sociedad
Documentos asociados: Doc. Panel
Resumen:
¿Te has preguntado alguna vez de dónde viene y a dónde va toda la ropa que utilizas a lo largo de tu vida?

Deshacerse de la ropa sin más es desaprovechar un recurso. La ropa acabará probablemente en un vertedero, contribuyendo a aumentar el volumen de residuos que ya los abarrotan. Hoy en día, la fracción de residuo textil forma parte de los residuos sólidos urbanos, significando un 3% de su composición total.

Varias de las 54 entidades de AERESS, la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria, son pioneras en sus localidades en los trabajos de recogida y tratamiento de esta fracción, llevando a cabo una práctica profesional rigurosa, transparente e íntegra, con la aplicación de los conocimientos y experiencia de largos años en el tratamiento de este tipo de residuo, asegurando la calidad de los productos y servicios prestados.

Al mismo tiempo que se gestiona correctamente este tipo de residuo, se desarrollan actividades económicas cuya finalidad pretende satisfacerlas necesidades sociales no atendidas por el mercado, y en particular aquellas que buscan la integración laboral de personas que sufren exclusión social.

En las entidades de AERESS priman las personas y el trabajo sobre el capital en el reparto de las rentas, y prevalece la finalidad al servicio de sus miembros o la colectividad antes que de lucro. Por ello se reinvierten los beneficios obtenidos de la actividad laboral en la creación de nuevos puestos de trabajo, así como en el apoyo a diferentes iniciativas solidarias.

Patrocinadores
Coorganizadores
Desarrollado por: Varadero Software Factory (VSF)